Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 marzo 2010

A propósito del inusitado número de incendios forestales que están ocurriendo en nuestro país en este período de una también inusual sequía.

Existen tres tipos de incendio forestal: los fuegos de suelo, que queman la capa de humus del suelo del bosque pero no arden de forma apreciable sobre la superficie; los fuegos de superficie, que queman el sotobosque y los residuos superficiales; y los fuegos de corona, que avanzan por las copas de los árboles o arbustos. No es infrecuente que se produzcan dos o tres de estos tipos de incendio al mismo tiempo.

Los incendios son muy dañinos para el medio ambiente. La gran cantidad de CO2 desprendida contribuye al efecto invernadero. La desaparición de los árboles y la cubierta vegetal destruye hábitats, acelera la erosión y multiplica la carga de sedimentos de los ríos, haciendo que las inundaciones estaciónales sean mucho más graves.Incendio en el Parque Nacional Macarao, Edo Miranda. (Enero, 2010).

Las consecuencias de los incendios se diferencian en función del tipo de vegetación sobre el que ocurren. En los incendios de sabanas (o pastizales) no queda nada sobre y debajo del suelo. Si la combustión fue rápida hay una probabilidad de que las raíces hayan sobrevivido, y la planta vuelve a recuperarse en un lapso de dos o tres años. Si no es así, llevará más tiempo, pero no más de diez años. La ausencia de vegetación el suelo, hace que éste quede expuesto, por lo que es fácilmente erosionable por acción del viento. Cuando llueve, el agua traslada gran parte de dicha superficie, dejando profundos surcos y causando aluviones de barro que cubren lo que queda intacto. En ambos casos, hay pérdida de la capa superficial del suelo, indispensable para el desarrollo de la vegetación.  El resultado es una tierra yerma sin capacidad de regeneración a corto y mediano plazo. Mientras que en unos pocos años las plantas y arbustos pueden volver a crecer en terreno arrasado, si no hay suelo sobre la que sustentarse la recuperación se hace muy difícil. Debe también considerarse el efecto sobre el banco de semillas. (más…)

Read Full Post »

Venezuela se encuentra ubicada en la zona inter tropical y su ubicación geográfica le hace estar ubicada en la confluencia de las biorregiones andina, amazónica y caribeña. Como consecuencia,  presenta una gran biodiversidad, ubicándose entre los 20 primeros países considerados megadiversos en el mundo. Esta diversidad biológica tiene su correspondencia en la existencia de una gran variedad de suelos en nuestro país.

En este mapa se representan los tipos de suelo de acuerdo a la Séptima Aproximación norteamericana, sistema de clasificación de suelos elaborado por el Soil Survey Staff (USDA) en 1960 y publicado en 1975. En él se emplean, de manera jerárquica y descendente, las siguientes categorías: orden, suborden, gran grupo, subgrupo, familia y serie. De acuerdo a Comerma (1971) este sistema se ha empleado en nuestro país desde 1960. Así tenemos, que en Venezuela hay presencia de nueve de los once órdenes de suelos conocidos en dicho sistema de clasificación. (más…)

Read Full Post »

Pensamos mucho alrededor de la idea de que tema sería conveniente para un primer post de este blog. Y ciertamente, debemos comenzar por reconocer, de manera muy sucinta, las condiciones de los suelos a nivel mundial, y en particular, de los suelos venezolanos.Ladera de una montaña en la población de Mucuchíes, Estado Mérida.

Los suelos constituyen un elemento estratégico en el logro de la soberanía y seguridad alimentaria, por tratarse de un medio indispensable para la producción vegetal, y a través de ésta, la producción animal. Sin embargo, si nos restringimos a esta visión tendríamos una óptica reduccionista. Para Sumner y Wilding (2000), el suelo constituye una zona básica para la vida, un medio poroso y estructurado que integra los ciclos de la materia y los flujos de energía en los ecosistemas terrestres. Constituye además una entidad biológica reguladora de  la disponibilidad de nutrientes y agua, y actúa como un filtro viviente (bomba química) para los residuos generados por todos los seres vivos.Suelos de sabana degradados al noroeste del Estado Bolívar

La historia de las civilizaciones esta llena de pueblos afectados por las consecuencias de la degradación de sus suelos al sobrepasar los límites de la producción sostenible de alimentos; así como de numerosas luchas por la ocupación de zonas especialmente fértiles o con recursos estratégicos. Directa o indirectamente, la salud del suelo tiene un elevado impacto para toda la sociedad humana. Por tanto, se trata de un recurso esencial, y como tal, forma parte de las políticas estratégicas tanto en el ámbito local, regional, nacional o global en lo referido a su uso y gestión, conservación y sostenibilidad, calidad ambiental, producción agrícola y energética. (más…)

Read Full Post »